Ahorrar más de seis millones de litros de combustible y reducir las emisiones de CO2 en más de 62.000 tn, son los dos grandes beneficios que conseguirá UPS tras la incorporación de nuevos dispositivos, winglets, a su flota de aviones Boeing 767.

Estos dispositivos se instalan en la punta de cada ala de las aeronaves para mejorar la eficiencia del avión, además de disminuir el ruido al optimizar el funcionamiento del despegue y de aumentar el ahorro de combustible, que alcanza un 4% en cada vuelo.

Los winglets mejoran la aerodinámica del ala y la reducción de la cantidad de arrastre, que es la fuerza que se opone al movimiento de un avión en el aire.

Desde la compañía han informado que buscan constantemente maneras de disminuir las emisiones y reducir los costes de operación. Por lo que estos sistemas son un “perfecto ejemplo de sostenibilidad”.

En la actualidad, el grupo cuenta con una flota aérea Boeing 767 de 54 aviones, y cinco a la espera de entregarse, y prevé poder incorporar este sistema antes de que termine 2014. Actualmente, se han instalado winglets en las flotas 747 y MD-11. Los Airbus A300-600 cuentan con un dispositivo similar llamado aleta directriz, o wingtip fence.

winglet ala avion boeing 767 ups parte trasera

Estos dispositivos se instalan en la punta de cada ala de las aeronaves para mejorar la eficiencia del avión.

El proyecto de los winglets es una iniciativa de sustentabilidad, implementada por UPS Airlines. La compañía actualmente opera una de las flotas aéreas de menor consumo de combustible y más jóvenes del sector de carga y se encuentra trabajando para reducir sus emisiones de carbono en un 20% antes del 2020, proyecto que comenzó en el 2005.

Otras acciones que han contribuido al ahorro de combustible de la aerolínea incluyen rutas de vuelo optimizadas por ordenador, administración del tiempo de movimiento de las aeronaves antes y después del despegue y equipo de apoyo en tierra que utilice una alternativa al combustible.