El pasado 11 de enero TNT Express y UPS se reunieron con el equipo de la Comisión Europea que analiza la propuesta de adquisición de TNT Express por parte de UPS. El equipo encargado del asunto informó a las empresas que, sobre la actual base de propuestas de UPS, la solución en la que se está trabajando es proponer una prohibición a la operación.

Posteriormente, UPS informó a TNT Express que no ve “perspectivas realistas” de que por parte de la CE se pueda obtener una respuesta positiva al proyecto y, consiguiente, UPS no perseguirá la transacción «sobre cualquier otra posibilidade«.

La finalización oficial de protocolo de fusión se producirá en el momento de recibir la decisión de la prohibición de la CE que, sobre la base de lo que antecede, TNT Express considera inevitable. TNT Express lamenta esta situación, tras haber creído que “la fusión era factible y beneficiosa para todos los interesados”.

UPS ha confirmado a TNT Express el pago del acuerdo de 200 millones de la tasa de finalización. La junta ejecutiva y el consejo de vigilancia de TNT reconocen que el prolongado proceso de fusión ha sido una “distracción para la gestión de la propia compañía”.

Por lo tanto, la administración ahora se centrará únicamente en tranquilizar a los clientes de TNT Express con el compromiso de proporcionar unos servicios de vanguardia en el sector, asegurar la participación y el compromiso de los empleados y fortalecer la estrategia de TNT Express, incluyendo nuevas medidas para mejorar la rentabilidad.

Asimismo, la administración anuncia que proporcionará una actualización de su estrategia en su debido momento. Además, la junta ejecutiva y el consejo de vigilancia de TNT Express reconocen el gran valor de las operaciones de la empresa, las personas y la propuesta comercial, y confían en que las nuevas estrategias aporten valor a los accionistas.