Dentro del “Encuentro con la mar” organizado por el Clúster Marítimo, Rafael Rodríguez Valero ha señalado los objetivos genéricos de la marina mercante dentro del Ministerio de Fomento: “Generar riqueza y empleo, mejorar la calidad de los servicios marítimos y aumentar la cohesión social y el equilibrio entre comunidades”.

La marina mercante consta de 110 Capitanías Marítimas repartidas por el país es un sistema complejo en el que se conecta la flota mercante y factores externos como los puertos, el Short Sea Shipping o las autopistas del mar, entre otros.

Principios del desarrollo de su política marítima

Se trata de los proyectos que se pueden poner en marcha al amparo de la política marítima integrada en la que la marina mercante participa “para que haya una  política integrada de acciones relacionadas con el mar, en un enfoque conjunto”. En este ámbito el director general de la Marina Mercante ha señalado el desarrollo de los puertos verdes, el desarrollo de la energía eólica en el sector, y la promoción de las vocaciones marítimas.

Por otro lado, desde la marina mercante ya ha comunicado al Ministerio de Asuntos Exteriores la necesidad de promoción del Short Sea Shipping, del turismo náutico, la promoción de energía marina renovable y los mecanismos de reacción ante desastres naturales.

“Queremos promocionar la intermodalidad para adquirir una mayor eficiencia, sin olvidar la movilidad sostenible. Nuestros buques son menos contaminantes y de mayor eficiencia pero cada vez existe el reto de registrar menores índices de contaminación”.

Rodríguez Valero ha abogado por una estrategia de consenso a la hora de negociar con los distintos sectores afectados, pero advirtió que ello, en caso de no alcanzarse, no impedirá tomar las medidas que tenemos que tomar, aunque sea con el desacuerdo con algunos. En este punto Rodríguez Valero ha apuntado como principales objetivos los de “generar riqueza y empleo, aumentar la cohesión social del sector, mejorar la calidad de nuestros servicios y unificar criterios entre Capitanías Marítimas que, en algunas cuestiones, están dispersos, tanto en la toma de decisiones como en el desarrollo del trabajo habitual”.

Los desayuons del Clúster Marítimo español con el director general de la Marina Mercante

Los desayuons del Clúster Marítimo Español con el director general de la Marina Mercante.

Ejes de actuación de la Marina Mercante

En el ámbito internacional “nosotros vamos a trabajar en beneficio del sector naval español en cuanto a la mejora energética y reducción de gases de efecto invernadero”.

En cuanto a las bonificaciones al transporte de pasajeros, se mantendrán en los mismos términos del 50% y 25%, aunque cambiará la manera de acreditar la residencia que a partir de ahora se hará mediante el certificado de empadronamiento. “Sabemos que hay que cambiar el sistema informático para tramitar este cambio y vamos a intentar provocar los mínimos inconvenientes posibles”.

Rodríguez Valero ve necesario el impulso del registro especial de Canarias, que cuenta con 272 buques registrados; “cambiaremos los requerimientos de inspección y los adaptaremos a los países de nuestro entorno para hacerlo atractivo”  y anunció la próxima entrada en vigor de la Ley General de Navegación, cuyos “trámites están muy avanzados”.

En seguridad de pesqueros y buques de pasajes,  “se mejorará la seguridad de los pesqueros con el proyecto Segurmar donde las inspecciones se hacen conjuntamente con el ISM, y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, vamos a revisar el programa para extenderlo a esloras de 8m”.

Cambios para las tripulaciones

Ya no habrá renovación automática como venía siendo hasta ahora de los cursos contra incendios, gaseros etc. El GMDSS será uno y no será el de operador restringido ni general sino que será un único certificado. Tampoco será igual la expedición de certificado para tripulantes, “quien navegue en contenedores no podrá fácilmente ir a navegar al gasero sino que tendrá que obtener una acepción previa”.

En náutica de recreo, la nueva directiva está en trámite de pasar por el Parlamento Europeo y se desconoce de momento la fecha de entrada en vigor. Tratarán de reforzar la cadena de responsabilidades desde el fabricante a los distribuidores finales, “creemos que esta norma va a fomentar la náutica de recreo, alargaremos el período de inspección de las balsas salvavidas y simplificaremos los equipos de seguridad a bordo”.

Por otro lado, también está en marcha la redacción del código de megayates. A este respecto el director general ha anunciado que “lo vamos a adaptar a los países del entorno como ya hacen otros países y el código MCA que es el inglés y que consideramos como el más apropiado”.

La reducción de estándares y métodos de inspección es otra medida que piensan tomar, ya que necesitan simplificar el reglamento. Así “si un barco ya esta clasificado con una sociedad de clasificación, no será preciso realizar una nueva inspección, ya que las inspecciones sobre inspecciones aumentan el coste y retrasan al sector”.

El director general de la Marina Mercante finalizó mostrándose dispuesto a recibir a los distintos subsectores que integran el Clúster Marítimo Español, para recoger las inquietudes de cada uno de ellos.