El proveedor de servicios logísticos neerlandés Van den Bosch ha adquirido TCS Trans, con sede en Barcelona, empresa de transporte intermodal que se centra en los productos secos a granel para la industria petroquímica, como polvos y granulados, así como de líquidos y gases.

TCS Trans, compañía fundada en 1958 por la familia Castellet San Miguel, fue una de las primeras en utilizar el transporte intermodal. Desde su sede de Barcelona, opera principalmente en los mercados español e italiano, invirtiendo en el desarrollo de su red intermodal.

Posee el 50% de Multirail, operador ferroviario privado y tiene participaciones en Combiberia, el operador de transporte intermodal del mercado ibérico.

Mediante la adquisición de TCS Trans, Van den Bosch apuesta por seguir desarrollando la red intermodal en el sur de Europa.

Van den Bosch se hace cargo de las acciones de TCS Trans, cuyas actividades continuarán bajo el mismo nombre desde la sede actual de Barcelona. Sus 40 empleados seguirán en plantilla y la flota, compuesta por 30 camiones, más de 300 contenedores y 100 remolques y chasis, está incluida en la transacción.

Más de dos tercios de la misma son contenedores silo a presión para el transporte de materias primas químicas que deben descargarse a presión.