La robótica se ha usado tradicionalmente en la industria del almacenamiento para el movimiento automatizado de la mercancía. Sin embargo, Vanderlande ha ido un paso más allá con el desarrollo de un cobot, es decir, un robot físicamente capaz de trabajar junto a operadores humanos, que ya está operativo en las instalaciones de Würth en Helsinki, Finlandia.

El Sistema de Robótica Inteligente, SIR, del fabricante consiste en la utilización de un robot que colabora con los trabajadores y tiene la capacidad de recoger y colocar los artículos individuales. El proyecto soluciona uno de los grandes desafíos actuales del mercado, la continua pérdida de fuerza del trabajo disponible y cualificada.

Una de sus habilidades más llamativas es la capacidad de gestionar varios productos sin conocer los códigos de barras. Además, los diferentes objetos se colocan de forma eficiente garantizando una gestión segura y delicada de todos ellos.

Tras un periodo de menos de dos meses, SIR ha sido correctamente integrado en las operaciones diarias de Würth mediante el sistema de transporte, recuperación y almacenamiento flexible de Vanderlande, Adapto, para realizar funciones de ‘picking‘.

Puede controlarse utilizando la interfaz Leanware, como el resto de procesos que se desarrollan en ese centro logístico. En la práctica, el sistema aún está en desarrollo, ya que aún debe someterse a la correspondiente monitorización para averiguar qué tipo de productos puede manejar el cobot, cómo puede ayudar a mejorar el ‘picking‘ y cuál es la división del trabajo más lógica.