El operador valenciano de transporte y logística Vayven Delivery ha renovado su flota de vehículos con la incorporación de 17 unidades del Toyota Proace Electric Van.

Gracias a este vehículo 100% eléctrico, contribuirá a una reducción significativa de las emisiones de CO2, al no emitir gases contaminantes ni generar desechos que puedan contaminar el medio ambiente.

La operación se ha cerrado a través del concesionario oficial de la marca en Valencia, con el soporte de Bansacar. Supone la electrificación del 25% de la flota de la compañía, que ha escogido el acabado GX.

Además, integra la versión XL de la batería de ion-litio, de 75 kWh, para alimentar el motor eléctrico de 136 CV, con un par máximo de 260 Nm.

El vehículo, que garantiza una autonomía eléctrica de hasta 330 kilómetros, ofrece una velocidad máxima limitada electrónicamente a 130 km/h, y permite una recarga rápida gracias al cargador a bordo de 11 kW.