VGP sigue adelante con su plan de expansión en mercado catalán tras la adquisición de 35.000 m² de suelo logístico en las localidades barcelonesas de Martorell y Granollers.

Con esta operación, la compañía centra el foco en la primera corona de Barcelona, un área con gran demanda y escasez de activos, a la búsqueda de suelos prime y con capacidad de adaptación de sus construcciones a las necesidades específicas de cada cliente.

La parcela que VGP acaba de adquirir en Martorell ocupa una extensión de 20.000 m² y está ubicada en una zona industrial muy consolidada.

La superficie está localizada a menos de 30 kilómetros de Barcelona y bien comunicada con el puerto, el aeropuerto y las principales vías de la capital catalana, comla A-2 y la AP-7.

Así mismo, la última adquisición de VGP en Granollers, ubicada en el polígono Coll de la Manya, ocupa un suelo urbano consolidado de uso industrial-logístico de 15.000 m2 de superficie, listo para solicitar licencia, y con capacidad para albergar un edificio logístico de 9.000 m2 de ocupación, y una superficie adicional de oficinas modulable.

De este modo, el promotor supera el millón de m² de suelo neto en todo el territorio nacional repartidos en ocho parques empresariales localizados en los municipios madrileños de San Fernando de Henares y Fuenlabrada, en Lliçà d’Amunt, Cheste, Zaragoza, Sevilla, Dos Hermanas, y Sestao.