VGP ha batido un récord en el ejercicio 2020, con un total de 27 proyectos entregados, que suman 531.000 m² de superficie alquilable y supondrán 29,1 millones de euros en arrendamientos comprometidos cada año.

A finales de año tenía 33 instalaciones en construcción, la mayoría pre-alquilados, con un total de 869.000 m², mientras que el banco de suelo ha aumentado un 23,2%, hasta los 7.650.000 m².

El grupo ha conseguido un beneficio neto récord de 370,9 millones de euros, con un aumento del 80,4% interanual. Conviene destacar los ingresos firmados, que ascienden a 185,2 millones de euros, un 19,5% más.

A pesar de los desafíos imprevistos que ha traído consigo la pandemia, ha aumentado su base de capital de los 700 millones a los 1.300. También ha cerrado con éxito cuatro ‘joint-ventures’ por un valor de 666 millones de euros, lo que ha supuesto una recaudación neta de 405,6 millones de euros.

Posteriormente, la primera empresa conjunta, junto a Allianz Real Estate, se ha ampliado hasta alcanzar un objetivo de valor de activos de 2.000 millones y se está debatiendo una nueva ampliación.

En otro orden de cosas, VGP ha reforzado su equipo en todos los ámbitos, incluyendo la logística de última milla y las energías renovables. Afronta el año 2021 con confianza, teniendo en cuenta que la actividad de promoción debería funcionar a niveles elevados por la sólida demanda.

En este sentido, los cambios tecnológicos y el comercio electrónico seguirán siendo un importante motor de la demanda y el banco de suelo existente proporcionará la base para el crecimiento de los próximos años.

Al mismo tiempo, espera poder seguir ampliando sus ingresos por alquiler y su cartera de propiedades mediante la finalización y puesta en marcha de nuevos proyectos en 2021, si bien también pondrá el foco en el aumento de la producción de energía verde.