La autorización del último Consejo de Ministros para licitar estas obras permitirán que el puerto de Puerto de Rosario cuente con un nuevo dique-muelle, con una inversión de 30.829.203 euros y una duración de 17 meses.

Con estos trabajos, por un lado, se pretende aumentar la zona de abrigo en la parte sur del puerto y, por otro, construir un nuevo muelle adosado al dique actualmente existente, con el fin de mejorar los accesos a Fuerteventura de mercancías y productos, así como de viajeros.

En concreto, el aumento del abrigo en la zona sur del puerto incrementará cualitativamente la optimización de la operativa portuaria que se desarrolla en los muelles del puerto, en conexión con el aumento de la seguridad en las maniobras a realizar por los buques para culminar las operaciones portuarias.

De igual modo, por otro lado, la construcción de un nuevo muelle adosado al dique, cuyo uso fundamental consiste en la descarga de combustible, supondrá una mejora sustantiva y necesaria para que la actividad se desarrolle en condiciones óptimas de seguridad y aumentará la capacidad del puerto para operar el tráfico de combustible.

Las obras consistirán en la ejecución de una estructura dique-muelle que parte de la zona meridional del borde exterior de la plataforma actualmente existente en el puerto, con dos alineaciones y que contempla dos tipologías de dique diferentes.