En la reunión del consejo de administración de la APV del pasado lunes 22  de diciembre, se ha aprobado el nombramiento del actual secretario autonómico de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Victoriano Sánchez-Barcáiztegui, como nuevo vicepresidente de la APV para ocupar la vacante dejada en el  del consejo administración a finales de octubre por Rafael Ferrando, ex presidente de CIERVAL.

Tras repasar los principales datos con que cuenta la APV hasta el mes de noviembre, en la rueda de prensa posterior al Consejo, Aznar y el director de la entidad, Ramón Gómez-Ferrer, han señalado sobre el plan de inversiones para 2015 que se tenderá hacia la autosuficiencia económica y financiera, lo que contribuirá, a su juicio, al saneamiento financiero de la Comunidad Valenciana.

Asimismo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Rafael Aznar, ha declarado, sobre su futuro al frente de esta entidad, que «el que nombra tiene la facultad de remover» y el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, «tiene esa facultad», mientras que él no tiene «noticias» de este asunto.

Aznar ha hecho estas declaraciones tras la reunión del consejo de administración de la APV, al ser preguntado por su posible relevo, después de que desde la Generalitat se haya anunciado que busca a un sustituto dada su condición de imputado.

El pasado día 3, Aznar declaró como imputado tras una denuncia de la Fiscalía por posibles delitos de malversación y prevaricación en la gestión del puerto.