En materia de seguridad vial cada vez existen más normas que intentan reducir la accidentalidad tanto en carretera, como en las vías urbanas.

Precisamente en este ámbito, a partir del próximo mes de abril, los camiones de más de 7,5 toneladas de MMA que circulen por Viena tendrán prohibido girar a la derecha, salvo que cuenten con algún tipo de sistema electrónico de alerta en los cambios de dirección.

Con esta medida, las autoridades municipales de la capital austriaca buscan evitar percances de los vehículos pesados al torcer hacia el lado en que el conductor cuenta con menor visibilidad en un entorno en el que se mueven vehículos ligeros, motocicletas y, principalmente, peatones.

El proyecto que se pretende llevar a cabo en la capital austriaca ya ha sido enviado a la Unión Europea y, salvo que Bruselas imponga alguna objeción, la nueva normativa entrará en vigor en abril de este mismo año.

Sin embargo, antes habrá un período de transición hasta que finalice este ejercicio, con el fin de facilitar a las empresas de transporte que operen en Viena la adaptación a la nueva medida, antes de que comiencen las multas, para que instalen asistentes de desvío utilizan señales acústicas y visuales para avisar al conductor ante una situación de peligro.