Numerosos expertos vienen asesorando en los últimos meses a la Autoridad Portuaria de Vigo para afianzar al enclave olívico como puerto verde.

Este grupo de trabajo conformado en torno al Grupo de Biotecnología y Energía Azul surgido de la Estrategia Blue Growth trabaja en la estrategia que sigue el puerto de Vigo de cara a alcanzar un 3% de autosuficiencia energética para el 2022 y convertirse en un puerto con cero emisiones.

En este sentido, analizó la estrategia solar de la Autoridad Portuaria en todos sus edificios, así como la apuesta por la energía eólica en la Terminal de Bouzas o la geotermia en el Mercado del Berbés, además de otras líneas estratégicas como el proyecto de cold ironing’ en la terminal de Bouzas mediante la instalación de un aerogenerador.

De igual modo, la Autoridad Portuaria de Vigo quiere ir más allá y ya trabaja dentro de su Estrategia de Crecimiento Azul en el diseño y construcción de un punto verde para la recogida selectiva de los residuos procedentes de los barcos pesqueros.

Así mismo, entre los próximos pasos a seguir destacan, además del diseño y construcción de un punto verde dotado de paneles solares y recogida selectiva, actividades de limpieza de basuras marinas en zonas donde se localice cierta acumulación. Asimismo, se está tramitando el dragado ecológico de las dársenas de Bouzas.