El ‘Auto Eco’ vuelve a hacer escala en el puerto de Vigo esta semana, varios años después de su visita inaugural a mediados de diciembre de 2016 al enclave portuario vigués.

El buque ro-ro propulsado por GNL más grande del mundo perteneciente a UECC cargará un total de 1.600 coches con destino al enclave belga de Brujas, en la terminal olívica de carga rodada, que cuenta con hasta 14 metros de calado para la escala de este tipo de embarcaciones.

De igual manera, esta embarcación puede aprovechar las especiales características de una instalación especializada en tráficos de mercancía general que dispone de cinco rampas fijas y una móvil para el atraque de buques y una superficie anexa de almacenamiento descubierto de aproximadamente 400.000 m².

Estas rampas o atraques van desde los 150 metros y ocho de calado hasta los 369 metros y 14 de calado, susceptibles de acoger a los grandes barcos de transporte actuales.

Así mismo, la actividad principal de esta terminal son los vehículos nuevos, con una distribución aproximada de 75% dedicados a la exportación y 25% a importación.

El ‘Auto Eco’, construido por los astilleros chinos Nacks de Nantong, tiene 181 metros de eslora, 32 de manga, un calado de 7,6 metros y capacidad para, aproximadamente, 4.000 automóviles y 6.000 m² destinados a carga pesada.