El avance en los vehículos autónomos se produce a velocidad de vértigo con numerosas empresas e instituciones experimentando con esta tecnología en diferentes partes del mundo.

Este mismo mes, la segunda evolución del vehículo de reparto de paquetería diseñado por Nuro ha obtenido una exención de seguridad de las autoridades de tráfico de los Estados Unidos.

Con esta autorización, la empresa consigue vía libre para seguir experimentando con estos dispositivos diseñados exclusivamente para el transporte de mercancías en entornos urbanos.

De este modo, la compañía tiene previsto empezar las primeras pruebas en condiciones reales con entregas directas a clientes en algunos barrios de la ciudad texana de Houston.

Este vehículo autónomo es el segundo desarrollo de la marca y supone una nueva versión más avanzada, en relación con la primera versión que está en pruebas desde diciembre de 2018 en Arizona.

La unidad es totalmente eléctrica y ha sido fabricado con limitaciones de velocidad adecuadas para su interacción con seres humanos en entornos urbanos, así como paragolpes delanteros especialmente diseñados para minimizar los daños en caso de colisión con peatones.

De igual manera, el sistema de conducción también ha sido diseñado para actuar con la máxima cautela gracias a una completa red de sensores que controlan todo el perímetro del vehículo.