Centro peatonal de la ciudad de Vitoria

DHL Supply Chain ha finalizado el proyecto de asesoría para la optimización de la distribución urbana de mercancías de la ciudad de Vitoria-Gasteiz, Capital verde Europea 2012, que fue encargado por el Ayuntamiento de la capital vasca el pasado año 2011.

Este proyecto se incluye dentro del modelo «City Logistics» que la compañía está desarrollando en diferentes ciudades del mundo y que busca un acercamiento «poactivo» a la innovación a través de la introducción de nuevas tecnologías y la definición de modelos optimizados de distribución urbana para mejorar la gestión de los flujos que genera la distribución en las cidudades.

En concreto, en Vitoria se ha definido un modelo de distribución urbana que sea sostenible económicamente y que permita liberar espacio público. «Permitir una interlocución más amable entre dicha actividad económica y los agentes implicados«, han asegurado Santiago Blasco, responsable de Nuevos Proyectos, y Rafael Lamarca, director de Operaciones, de DHL durante la presentación del proyecto.

Para llevar a cabo el trabajo, DHLSC ha realizado más de 700 encuestas tanto a comerciantes y hosteleros como a distribuidores. Esta recopilación de información estuvo complementada por mediciones in situ de las plazas de carga y descarga actuales, zonas de regulación del aparcamiento, transporte público, tráfico particular, puntos conflictivos como colegios u hospitales, etc.

La principal conclusión de este análisis preliminar es la complejidad de gestión del espacio de la supermanzana central, debido sobre todo a la coexistencia de diferentes usuarios y usos de vía publica en un espacio urbano tan concentrado.

Segmentación en nueve «mini minimanzanas»

Finalmente, la solución propuesta por DHLSC consiste en la segmentación de la supermanzana concretada por el Ayuntamiento de Vitoria en nueve pequeñas mini manzanas pilotadas por unas áreas de proximidad dimensionadas a los bultos y rotaciones estimadas según los datos que se desprenden de las encuestas. De esta forma, las calles peatonales son cerradas al tráfico a todo vehículo no autorizado por lo que los transportistas deben aparcar en el Área de Proximidad que tiene una ventana de uso adaptada a las necesidades de cada zona y el resto del día funciona como zona OTA o como le corresponda.

Para acceder a estas áreas de reparto, es necesario disponer de tarjeta de autorización y estarán pilotadas bien por pivotes semafóricos o paneles informativos que a su vez se podrán conectar a aplicaciones de móvil para saber en todo momento disponibilidad de plazas o no, sin haber llegado al lugar a través de dispositivos del tipo de «smartphones«.  Desde estas zonas de proximidad hasta los comercios, se proponen diferentes alternativas de movilidad, todas ellas basadas en el menor impacto al peatón y al consumo de espacio en vía pública, dando preferencia a los vehículos limpios: transporte en carretilla, o vehículo eléctrico (transpaleta, bicicleta, etc, etc).

El centro peatonal de Vitoria, complica la coexistencia de los diferentes usos del espacio urbano

El centro peatonal de Vitoria, complica la coexistencia de los diferentes usos del espacio urbano.

Como complemento, se propone instalar algunos puntos de entregas y recogidas no atendidos, del tipo de los quioscos «Packstation» que DHL tiene instalados en ciudades alemanas. Se trata de una especie de consigna en la que el courier deja los paquetes a entregar de donde son recogidos por el destinatario al que se le ha suministrado una clave de acceso. Funcionan las 24 horas del día y todos los días del año.

Ahora, al ayuntamiento de la capital vasca le queda decidir que medidas de todas las propuestas por DHL Supply Chain se llevan a la práctica. Los responsables de la compañía reconocen que la situación económica es compleja pero los objetivos del modelo son asumidos en su práctica totalidad por las diferentes administraciones, distribuidores y operadores logísticos.

Costes asociados a la congestión de tráfico

Según ha explicado Santiago Blasco los problemas asociados con la congestión en el tráfico que genera la distribución de mercancías en el entorno urbano y la relevancia de los problemas asociados, tales como la contaminación acústica y ambiental, la reducción de la seguridad vial y de la calidad de vida, «costarán aproximadamente el 1% del PIB en muchos países en los próximos años«.

Por ello, la filosofia «City Logistics» que propone DHLSC apuesta por que la logística urbana evolucione para ser sostenible, «especialmente cuando partimos de que el 40% de la polución originada hoy por el transporte global procede de la distribución urbana«, sostiene Rafael Lamarca.

En este sentido, DHLSC apuesta por incrementar el actual 40% de carga media con que salen los camiones de reparto a cerca de un 95%, con lo que se reduciría en aproximadamente el 50% el número de camiones que entran y salen de una gran ciudad cada día. Esta consolidación de la carga, junto a la utilización de vehículos híbridos podría suponer una reducción diaria del 70% de la contaminación atmosférica y acústica que soporta de esa gran ciudad.

Aparte del proyecto de Vitoria, DHLSC también está llevando a cabo en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) un piloto de consolidación logística en una microplataforma, en el marco del Proyecto Europeo Straightsol, que se pondrá en marcha en breve por un periodo de tres meses.