Prototipo del Volkswagen Tristar presentado en la IAA 2014 de Hannover

Prototipo del Volkswagen Tristar presentado en la IAA 2014 de Hannover

Volkswagen Vehículos Comerciales ha anunciado una nueva generación de la gama T, la T6, en la conferencia de prensa del Salón de Vehículos Comerciales IAA. En 2015, está prevista la renovación del modelo más importante, como es la gama T.

Durante los primeros ocho meses del año, la marca ha incrementado un 6% las entregas de la gama T5 a nivel mundial, alcanzando las 108.000 unidades. Solo en agosto, se entregaron un 14% más de furgonetas T5 que en el mismo mes del año pasado.

Desde el inicio de 2014, los pedidos recibidos han aumentado de tal forma que la planta principal de montaje de la marca en Hanover, ha alcanzado el límite de su capacidad. Para cubrir la demanda, la planta está trabajando actualmente con un turno extra de noche. La cartera de pedidos sigue llena hasta el primer trimestre de 2015. Así pues, 2014 será otro año de récord para este modelo, que empezó a comercializarse en 1950 y ahora se encuentra en su quinta generación.

Eckhard Scholz, Presidente del Consejo de Dirección de Volkswagen Vehículos Comerciales, ha anunciado el T6 en un futuro próximo. Incorporará las excelentes características del T5 y también incluirá un montón de innovaciones tecnológicas.

Las entregas han crecido sensiblemente durante la primera mitad de 2014, con 221.000 vehículos comerciales ligeros (220.000 el año pasado).

Entre enero y agosto de 2014, la facturación disminuyó ligeramente un 1% con 4.724 millones de euros (2013: 4.777 millones de euros), debido fundamentalmente a la difícil situación de mercado en Sudamérica. Sin embargo, el beneficio operativo ha crecido un 14% hasta los 280 millones de euros (2013: 246 millones de euros), debido a la mejora en el mix de modelos.

Los resultados se basan en unos resultados de ventas estables y en continuo ascenso en Europa Occidental.

Sin embargo, la situación es totalmente distinta en la segunda principal región de ventas. «En Sudamérica, la débil actividad económica en Brasil y Argentina continuará siendo uno de los principales problemas».

El objetivo a medio plazo de la marca, es internacionalizar las plantas de producción y los productos. Para ello, la marca ha inicializado un programa de grandes inversiones, tanto para ampliar las plantas existentes en Hanover y Poznan, como para construir una nueva planta para el Crafter en Wrzesnia, en Polonia, cuyo inicio de producción está previsto para finales de 2016.

El sucesor del Crafter será el primer vehículo internacional genuino de la marca, y se podrá lanzar al mercado en una gran variedad de regiones distintas.