Uno de los cinco primeros vehículos de pruebas de conducción autónoma del ID. BUZZ AD de Volkswagen Vehículos Comerciales, ha visto la luz en el Salón del Automóvil de Múnich, estando previsto que sus versiones de serie se desplegarán a partir de 2025.

Múnich es también la sede europea del socio Argo AI, la empresa global de tecnología de conducción autónoma que desarrolla el sistema de autoconducción (SDS), que incluye los mapas, el hardware, el software y la infraestructura de soporte en la nube.

El sistema de autoconducción de Argo comprende un conjunto de sensores, software y plataformas informáticas que permiten reconocer el entorno del vehículo en 360 grados, predecir las acciones de peatones, ciclistas y vehículos, y dirigir el motor, los frenos y los sistemas de dirección para que el vehículo se mueva con seguridad y naturalidad, como un conductor experimentado.

Para ello se utilizan cámaras, radares y sensores lidar para lograr una conducción autónoma segura, de forma que puede detectar objetos a una distancia de más de 400 metros.

Su tecnología tiene la capacidad de detectar incluso las partículas de luz más pequeñas (un solo fotón), de modo que incluso los objetos con baja reflectividad, como los vehículos pintados de negro, pueden ser detectados y, por tanto, es posible realizar representaciones muy precisas del entorno.

Las pruebas del ID. BUZZ AD se realizan en colaboración con Volkswagen Vehículos Comerciales en el centro de desarrollo de Argo AI en Neufahrn, cerca de Múnich.