Volkswagen-e-load-up

El e-Load-Up es el resultado de un estudio previo sobre el tamaño adecuado que debe de tener una furgoneta. Admitiendo que el tamaño adecuado dependerá del trabajo que deba realizar, en el caso de un vehículo de reparto urbano ágil, que es idóneo para servicios técnicos como mensajeros, repartidores de pizza o servicios sociales, tres metros y medio es un tamaño perfecto.

El resultado, según Volkswagen, es el ‘e-load up!’, un vehículo pequeño, económico y muy versátil, con un asiento para el conductor, un asiento abatible para el acompañante y más de 1 m3 en la parte trasera.

El concepto

La idea desde la que nace el e-load up! es la de crear una furgoneta pequeña para transportar carga de pequeño volumen y operar, de esta manera, de forma más eficiente que un vehículo más grande. Las ventajas son evidentes, ya que los vehículos pequeños son ideales para ciudades grandes y congestionadas.

El e-load up!, tiene un motor eléctrico que hace posible una conducción libre de emisiones, con un mantenimiento económico, flexible y ecológico. Es un vehículo comercial ligero en el mejor sentido del término, y está basado en la versión turismo del pequeño eléctrico de Volkswagen, el e-up!, disponible en otoño en el mercado alemán. La versión del vehículo comercial, como el e-Load-Up, también podría estar disponible pronto, dependiendo del interés y del volumen de demanda..

Los antecedentes 

En el Salón del Automóvil de Ginebra, Volkswagen VC presentó un primer prototipo eléctrico: el Volkswagen e-Co-Motion, que con una longitud de 4,55 m, se sitúa en un segmento diferente al del e-load up!, entre éste y los camiones de reparto, en los servicios de distribución urbana.

Tiene cuatro puertas y ofrece una notable amplitud interior, de forma que el sistema de gestión de carga permite configurar el interior de muchas formas distintas.

La capacidad de carga del e-load up!, en comparación con la versión para transporte de viajeros, aumenta de 951 a 1.400 litros. Con una tara de 1.164 kg, puede transportar una carga total de 306 kg.

Está propulsado por un motor eléctrico, prácticamente silencioso, con una potencia máxima de 60 KW / 82 CV y una potencia contínua de 40 KW / 55 CV. Su par máximo de 210 Nm está disponible desde bajas revoluciones, por lo que acelera de 0 a 100 km/h en 13 segundos y alcanza una velocidad máxima de 130 km/h.

Incorpora una batería de litio, integrada en el suelo, con una capacidad de almacenamiento de 18,7 kWh. Gracias a su ligero peso, el e-load up! puede circular hasta 160 km (NEFC) con una sola carga.

Al igual que en el modelo e-up!, la interfaz para cargar la batería en el e-load up! se oculta bajo la tapa del depósito de combustible. De forma opcional, está disponible el sistema de carga combinada CCS estandarizado por Volkswagen y otros fabricantes.

Soporta tanto carga de corriente directa como alterna, por lo que el vehículo se puede cargar en la mayoría de estaciones de carga sin importar la fuente de electricidad o la velocidad de carga ofrecida. Según la información aportada por el fabricante, la batería del e-load up! alcanza el 80% de su capacidad en solo 30 minutos.

Sistema de propulsión a la demanda

Sin embargo, el concepto de propulsión va un paso más allá, ya que si el cliente quiere otro sistema de propulsión, el Volkswagen load up! se podrá encargar con cualquier motor estándar de la versión de pasajeros: desde el motor de gasolina convencional, hasta la propulsión con gas natural.

Debido a su bajo consumo, bajas emisiones de CO2 y nivel de rumorosidad, así como el tipo y cantidad de polución emitida, ha sido elegido vehículo más ecológico del año por el Club del Automóvil de Alemania.