El viernes 21, Volkswagen anunció una oferta pública de 22 euros por acción, 200 coronas suecas, para adquirir las acciones restantes de Scania, lo que valora las aciones que todavía no posee en 6.700 millones de euros. Si finalmente Scania acepta la oferta, Volkswagen se haría con el control total de la marca de camiones. 

Así, para debatir sobre esta oferta, la Junta Directiva de Scania, que en principio no ha encontrado ninguna objeción a la oferta, se ha reunido de urgencia este pasado 23 de febrero, en donde se ha decidido crear un comité independiente, aconsejado por asesores de asuntos legales, financieros y de comunicación, para evaluar la oferta, y posteriormente tomar una decisión sobre ella.

A través de un comunicado, Scania ha anunciado que las valoraciones de este comité se conocerán en dos semanas, como máximo, momento en el que expirará el plazo de la oferta.

Esta oferta representa una prima del 57% para las acciones A de Scania y del 53,3% para las acciones B respecto al precio medio de los últimos noventa días hasta el 21 de febrero.

Actualmente, Volkswagen tiene el 89,2% de las acciones de Scania contiene un derecho de voto del 62,6%.