Volkswagen tiene previsto iniciar pruebas de conducción autónoma en vehículos comerciales este mismo verano en una zona de pruebas en la ciudad bávara de Múnich, siguiendo la estela de iniciativas similares en el este de los Estados Unidos.

El objetivo de la marca se centra así en facilitar el despliegue comercial de servicios de transporte y reparto a partir de 2025.

Para la integración de la tecnología en el ID. BUZZ AD totalmente eléctrico, Volkswagen Vehículos Comerciales ha creado un área de negocio específica y se ha asociado con la norteamericana Argo AI.

Este mismo año, Argo integró su sistema de conducción autónoma en un prototipo de vehículo de Volkswagen para empezar a hacer pruebas en Alemania.

De igual modo, ambas empresas también han trabajado en la integración de una amplia variedad de sensores, que incluyen lidar, radar y cámaras, para obtener unas capacidades de conducción autónoma seguras.

Además, también hay planes concretos para el uso comercial de esta tecnología futura en proveedores de servicios de transporte y movilidad.

En concreto, está previsto que MOIA, filial del Grupo Volkswagen, estrene en 2025 el vehículo comercial autónomo ID. BUZZ AD para un servicio de vehículo compartido autónomo que se pondrá en marcha en la localidad alemana de Hamburgo.