En línea con su objetivo de transformar por completo la cadena logística para hacerla más sostenible, Volkswagen Truck & Bus ha presentado en el Día de la Innovación en la ciudad alemana de Hamburgo las nuevas tecnologías en las que trabaja para incrementar la eficiencia de sus vehículos y contribuir a la mejora del medio ambiente.

La marca, que engloba a MAN, Scania, Volkswagen Caminhões e Ônibus y RIO, está centrada en el desarollo de la conducción autónoma, la conectividad y los sistemas de propulsión alternativos.

Aunque aún son necesarias muchas etapas antes de que los vehículos autónomos puedan acceder a las áreas urbanas, esta tecnología ofrece actualmente muchas posibilidades al transporte de mercancías en minas, terminales portuarias o rutas de larga distancia.

Además, MAN y Scania ya están probando el ‘platooning‘ o conducción en cadena en Europa, que contribuye a una reducción del consumo de combustible y reduce el riesgo de accidentes. Además, los conductores pueden dedicar su tiempo a otras actividades y tomar el control del vehículo en cualquier momento.

El fabricante alemán, que ha demostrado las ventajas de esta tecnología con el proyecto de investigación aFAS, empezará a realizar sus primeras pruebas en la autopista A-9 entre Múnich y Nuremberg, en su país de origen, durante la primavera de 2018.

Por su parte, el grupo sueco, que ya ofrece vehículos autónomos para el trabajo en minas, ha puesto en marcha un proyecto de ‘platooning’ en Singapur. También entregará próximamente su primer vehículo industrial autónomo para uso comercial.

No obstante, el objetivo de Volkswagen Truck & Bus es comercializar soluciones para el transporte autónomo de bienes y personas en las vías públicas dentro de pocos años, para lo cual es preciso modificar el marco legal actual y construir las infraestructuras necesarias, lo que de momento solamente parece factible en ciertas áreas.

Digitalización y sistemas de propulsión alternativos

En lo que respecta a la digitalización, el grupo está trabajando en nuevos avances que permitan conectar la cadena de suministro para lograr la mayor eficiencia posible. Uno de ellos es la plataforma en la nube RIO, que favorecerá la interconexión entre todos los implicados en la cadena y estará disponible desde finales de 2017.

MAN es el primer fabricante que equipará sus vehículos Euro VI con este sistema, que ya está probando desde agosto. Además, Volkswagen ha firmado un contrato con Navistar para desarrollar un total de 650.000 vehículos conectados en el futuro, que podrán utilizar RIO.

Por otro lado, el boom del e-commerce, el crecimiento de las ciudades y el aumento del intercambio de mercancías ha generado la necesidad de sistemas de conducción alternativos que permitan mejorar la calidad del aire en las áreas metropolitanas.

El eCrafter, con una autonomía de 200 kilómetros, se entregará a algunos clientes seleccionados a finales de 2017, mientras que la furgoneta eléctrica Buzz Cargo, actualmente en desarrollo, se lanzará en 2022.

Nuevo camión de reparto e-Delivery

Es preciso señalar que la cadena cinemática eléctrica que utiliza el grupo ha sido diseñada como elemento modular, pudiendo ser instalada en el futuro en camiones de distribución, que podrían empezar a comercializarse a partir de 2019.

En este contexto, en el evento se ha presentado el camión de reparto e-Delivery, orientado a la distribución urbana de alimentos, que se construirá en la planta de Caminhões e Onibus en Brasil en 2020.

Por su parte, MAN lanzará sus primeros nueve camiones completamente eléctricos en Austria a finales de 2017, cuyas principales ventajas son la reducción de ruido y emisiones. Su primera gama de este tipo de vehículos estará probablemente en el mercado en 2018.

La llegada de la propulsión eléctrica al transporte de larga distancia supone un desafío para las baterías, que deberían aportar toda la energía necesaria sin reducir la capacidad de carga por su tamaño.

La alternativa pasa por motores de combustión que utilicen gas o biodiesel, que pueden proporcionar una autonomía de unos 1.000 kilómetros. Del mismo modo, Scania está probando carreteras electrificadas en Suecia y pronto empezará a hacerlo en Alemania.