El fabricante de camiones eléctricos Volta Trucks ha finalizado su exigente programa de pruebas de invierno, realizadas cerca del círculo polar ártico, en el norte de Suecia.

Las pruebas en entornos con climas fríos forman parte de un riguroso sistema de evaluación diseñado para garantizar que sus vehículos proporcionan los máximos niveles de calidad, fiabilidad y durabilidad antes de iniciar la producción en serie. Los ingenieros prueban los modelos en condiciones muy exigentes, con temperaturas de hasta -30 °C.

A partir de ahí, evalúan numerosos aspectos técnico, como el preacondicionamiento y la estabilidad térmica de la batería, la comodidad térmica interior y los procesos para eliminar el hielo y desempañar la cabina. También se realizan pruebas de tracción con distintos niveles de adherencia y acumulación de kilometraje con cargas de varios pesos.

El equipo utiliza herramientas para facilitar la comunicación entre las diferentes actividades que se realizan simultáneamente, además de recoger y centralizar la información de los distintos equipos y ubicaciones. Los datos recogidos se despliegan en tiempo real en el resto de los entornos de prueba.

La finalización correcta de las pruebas en entornos de climatología fría supone un paso más para el inicio de la producción del primer camión de capacidad media totalmente eléctrico. Si bien es cierto que los clientes de mercados como Londres o París raramente podrán experimentar condiciones extremas como las de las pruebas, es necesario llevar los vehículos a este punto para garantizar su máxima calidad.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110