En el aciago 2020, Volvo Trucks ha terminado con un volumen de matriculaciones de 2.532 vehículos pesados, cifra que supone una cuota de un 15,7% para un mercado total de 16.156 unidades, un 22% por debajo del registro de 2019.

En concreto, el pasado ejercicio, el Volvo FH con I-Save como la tractora más vendida en España, algo que, a juicio de la marca, se debe, entre otros aspectos, a su bajo consumo de combustible así como la reducción de emisiones de CO2.

De igual manera, el fabricante sueco también cuenta con una amplia oferta de financiación de los camiones con Volvo Financial Services, así como con un red de venta y servicio con buena capilaridad tanto a nivel local como europeo.

Según sus cifras, alrededor del 60% de las ventas de vehículos realizadas el año pasado han llevado asociado un contrato de mantenimiento y reparación, en un escenario de gran complejidad marcado por la pandemia y en el que el transporte ha jugado un papel fundamental para mantener el funcionamiento del sistema económico en toda Europa.

Con respecto al año recién iniciado, Volvo Trucks España tiene unas previsiones positivas, toda vez que se espera que la nueva gama tenga una buena acogida y que el Volvo FH con I-Save siga manteniendo el interés del mercado.