Desde el pasado 12 de agosto, Volvo España ha pasado a gestionar directamente la zona en la que anteriormente se ubicaba Quality Trucks, que se había declarado en concurso de acreedores en marzo de este mismo año de 2013. Ya en 2012 había presentado un expediente de extinción colectiva que afectó a 18 trabajadores, del total de 168 empleados que figuraban en plantilla.

Quality Trucks, S.A se constituyó en Santa Cruz de Tenerife en 1992, bajo la denominación de Ahlers & Rahn Engineering, S.A., pasando a su actual denominación en 1999.

A consecuencia de este proceso de absorción por parte de Volvo España, las instalaciones de Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Zaragoza y Vizcaya se han integrado en la estructura de Volvo Truck Center, mediante la constitución de Volvo Truck Center Norte, que asume la gestión de las provincias de Cantabria, Valladolid, Palencia, Zaragoza, Soria, Vizcaya y Burgos  y de Volvo Truck Center Noroeste, que se hace cargo de las provincias de La Coruña, Lugo, Orense, Pontevedra, León, y Asturias.

La zona de Zamora pasa a depender de Volvo Truck Center Central, que actualmente cubre las zonas de Madrid, Ávila, Guadalajara, Salamanca, Segovia, y Ciudad Real.

En cuanto a Canarias, se ha constituído un nuevo concesionario privado, Volcanarias Service Center, que se ubica en las mismas instalaciones en Tenerife que ocupaba Quality Trucks, asumiendo la mayoría de la plantilla.

Tal y como apunta Lorena López-Massa, directora de Desarrollo de Red de Volvo España, “se mantienen la mayoría de las instalaciones y gran parte del personal, para aprovechar las sinergias y los beneficios de contar con una plantilla cualificada y profesional con amplia experiencia y formación”.

Con esta operación la filial española de Volvo asume la distribución comercial de camiones y, junto a los talleres autorizados ya existentes en la zona, el servicio postventa de camiones y autobuses.  Con estos cambios, Volvo señala que comienza una nueva etapa en la que pretende demostrar su compromiso profesional con el mercado y el cliente, tomando las riendas del negocio y aplicando una línea de continuidad en el servicio prestado, en unas provincias que suponen el 21% del mercado nacional de camiones, y en la que existe un importante potencial de crecimiento en cuanto a penetración.

La confianza de nuestros clientes es fundamental para nosotros, por eso estamos comprometidos a responder ante ellos con las mejores soluciones, y a seguir trabajando para ofrecer el mejor servicio. Para ello, hemos conservado casi el cien por cien de las instalaciones, y hemos incorporado una plantilla de más de 100 personas que han demostrado profesionalidad y experiencia a lo largo de muchos años de dedicación a la marca” destaca Stéphane de Creisquer, consejero delegado de Volvo España.

[youtube video=»7WMaL4pEHPs#t=48″ ancho=»480″ alto=»300″]