Parece que la operación de constitución de Stellantis tras la fusión de PSA y Fiat Chrysler, así como el interés que podría tener su otro accionista, el operador ferroviario ruso RZD, devuelven a la palestra una posible venta de Gefco.

En este sentido, diversas informaciones de prensa internacional apuntan a que los dos accionistas principales del operador logístico ya tendrían entidades bancarias haciendo prospecciones para colocar parte de sus respeectivas participaciones.

Sin embargo, el panorama económico actual poco tiene que ver con el que había cuando, a principios de 2019, todo apuntaba a que la compañía se disponía a empezar a cotizar en la Bolsa de París, algo que finalmente no se produjo porque no se alcanzó la valoración que esperaban sus accionistas principales.

Con aquella operación, RZD tenía la intención de reducir su participación en el capital del operador logístico francés por debajo del 50%, pero manteniendo una posición fuerte, mientras que, por otro, el Grupo PSA, el otro gran accionista de Gefco, seguirá manteniéndose en el capital de la compañía, aunque también se quedará con una participación inferior al 10%.

Actualmente, RZD cuenta con un 75% del capital social de Gefco, mientras que PSA acumula otro 24,96%.

En estos dos años, Gefco ha conseguido diversificar su negocio con éxito más allá de su operativa para PSA, aunque, al tiempo, su actividad, como la de todos los segmentos relacionados con la industria de automoción, ha quedado gravemente afectada por la pandemia.

El movimiento permitiría a PSA centrarse en su negocio principal, la producción de automóviles, a través de Stellantis, en un contexto de profunda incertidumbre, mientras que RZD podría conservar una posición en el operador justo cuando los tráficos ferroviarios entre Europa y Asia empiezan a coger cierta importancia, dada la congestión existente en los tráficos marítimos