La industria de automoción está evolucionando a pasos agigantados. En el ámbito del vehículo industrial también se está produciendo una revolución a la que se están sumando un gran número de fabricantes que buscan alternativas fiables y competitivas a los motores diésel.

En este sentido, Wabco ha decidido hacer una inversión estratégica por valor de diez millones de dólares, 8,4 millones de euros al cambio, en el fabricante norteamericano de vehículos eléctricos Nikola Motor Company, con el fin de acelerar la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías específicamente diseñadas para vehículos eléctricos comerciales en todo lo que tiene que ver con sistemas de tracción, estabilidad y frenos electrónicos.

Nikola ha desarrollado dos modelos de camión de cero emisiones, llamados comercialmente Nikola One y Nikola Two, con cabina larga y corta respectivamente, y tiene previsto empezar a probarlos en condiciones reales con flotas de transporte a finales de 2018, con el fin de empezar su producción en 2021 y, de este modo, poder lanzar sus primeros modelos de cabina corta en el mercado estadounidense ese mismo año.

Ambos vehículos utilizan pila de hidrógeno como combustible, ofrecen 1.000 CV, cuentan con una autonomía de entre 1.300 y 2.000 kilómetros y reducen a la mitad los costes de explotación de otros vehículos diésel similares.