La gestión de las devoluciones es uno de los grandes quebraderos de cabeza para la gran distribución y, como no podía ser de otro modo, para los servicios logísticos asociados al comercio electrónico.

Acertar con una buena política y un buen sistema de devolución marca no solo la calidad del servicio de cara al cliente, sino también la propia rentabilidad de cualquier empresa.

Con el fin de mejorar las devoluciones, Walmart ha introducido en 4.700 establecimientos en los Estados Unidos, un nuevo sistema que busca facilitar y acelerar el proceso de devolución de mercancía y que también es de aplicacióno para las compras de comercio electrónico desde primeros de noviembre.

El sistema, que estará disponible para tiendas en los primeros meses de 2018, se basa en una aplicación móvil que genera un código QR que se puede utilizar en las cajas de atención rápida de cualquier establecimiento de Walmart para proceder a la devolución del coste de la compra en un día y sin que haya que esperar a que se consigne la recepción de la mercancía devuelta.

Así mismo, el sistema también permitirá el reintegro del valor de compra sin tener que devolver los objetos en tienda para ciertos productos del hogar.

La empresa quiere que este sistema de devoluciones rápidas se convierta en un elemento estratégico diferenciador de cara a los clientes, así como en una ventaja competitiva frente a otras empresas.

Por otra parte, en su apuesta por la digitalización de sus servicios, la empresa norteamericana también ha anunciado que su servicio de comercio electrónico para productos de farmacia y parafarmacia estará disponible en todos los Estados Unidos antes de fin de año.