El Grupo Wärtsilä y PSA Marine han completado con éxito las pruebas del proyecto IntelliTug, que comenzaron en septiembre de 2019 en Singapur. El remolcador Polaris, propiedad de PSA Marine, ha sido equipado con tecnología específica para la navegación autónoma.

La Autoridad Portuaria de Singapur se ha involucrado en gran medida en esta iniciativa, con el fin de seguir avanzando en el campo de la investigación y el desarrollo, y poder contar con sistemas autónomos en las operaciones.

El objetivo era poder probar el nuevo sistema en un entorno controlado y seguro, con este remolcador de 27 metros de eslora. Para ello, se han instalado diferentes sensores, como el radar de alta resolución RS24 o el sistema de Posición Dinámica de Wärtsilä.

Esto ha permitido recabar datos desde el inicio del proyecto, junto al desarrollo de un algoritmo para evitar las colisiones. La iniciativa se ha desarrollado para probar las capacidades de las embarcaciones inteligentes y nuevas vías enfocadas hacia fórmulas más inteligentes, seguras y eficientes de operar.

El sistema permite al usuario ver en tiempo real las rutas específicamente trazadas para evitar colisiones. Además, la navegación inteligente envía datos constantes de la posición y velocidad de la embarcación al sistema de Posición Dinámica, que debe conducirla a lo largo de una ruta segura.

Tanto Wärtsilä como PSA Marine continuarán trabajando a lo largo de 2020 en el desarrollo de IntelliTug y sus sistemas asociados, con el fin de desarrollar las capacidades inteligentes en tiempo real de los remolcadores.