Las flotas electrificadas permiten a los operadores ahorrar combustible y dinero, y contribuyen a reducir las emisiones de CO2. Sin embargo, con el creciente impulso de las flotas electrificadas están surgiendo también algunos retos a resolver, como la ansiedad de los conductores por miedo a quedarse sin batería y la percepción de que aún faltan infraestructuras de recarga.

Para aliviar estas preocupaciones, Webfleet Solutions ayuda a los gestores de flotas y a las empresas en su viaje hacia la electrificación, mejorando su eficiencia a través de su solución de gestión de flotas basada en datos, que permite gestionar de manera efectiva el funcionamiento de los vehículos eléctricos y minimiza los costes de recarga.

La filial de Bridgestone estima que el 61% de los vehículos comerciales que circulan por Europa podrían ser sustituidos por vehículos eléctricos. Además, si aquellos que podráin cambiar a vehículos eléctricos realmente lo hicieran, el uso de gasolina se reduciría en más del 42% y el de diésel en algo más del 30%, lo que supondría una reducción de las emisiones de CO2 del 31%.

Mientras continúa ayudando a monitorizar y optimizar los comportamientos de conducción y las operaciones generales de la flota, ahora ofrece, además, el nuevo Informe sobre Planificación de la Electrificación de la Flota.

Esta herramienta ayuda a los usuarios a identificar qué vehículos de sus operaciones de flota podrían ser reemplazados por un modelo eléctrico, y puede usarse en flotas de todos los tamaños para maximizar las oportunidades de conversión hacia la electrificación.

A través de Webfleet, los gestores de flotas pueden obtener información sobre sus vehículos eléctricos e híbridos de forma remota, proporcionando información en tiempo real acerca de los niveles de batería, estado de la carga, autonomía y tiempos de carga, e identificando dónde se encuentran las estaciones de carga más cercanas.

También funciona como una herramienta de planificación para flotas, ya que proporciona información para ayudar a planificar el viaje en función de la idoneidad de las circunstancias particulares del vehículo.