drone-wilhelmsen-airbus

Los drones de Airbus que utilizará Wilhelmsen en Singapur tienen un alcance de tres kilómetros.

La naviera Wilhelmsen empezará a utilizar, a partir del tercer trimestre de 2018, y en colaboración con Airbus, drones para el abastecimiento a sus buques atracados en el puerto de Singapur.

Con estos equipos no tripulados, los barcos de Wilhelmsen recibirán piezas de recambio, suministros de medicamentos, documentación para el transporte marítimo y otros productos fabricados con impresoras 3D, con el fin de evitar la congestión que existe habitualmente en el puerto asiático, que es uno de los que cuenta con mayor volumen de tráfico a nivel mundial.

Además de una mayor rapidez, el uso de estos drones también evita mayor contaminación y, de igual modo, supone un ahorro de costes de un 90% con respecto al abastecimiento a buque a través de lanchas.

Wilhelmsen y Airbus han venido desarrollando el proyecto con estos equipos en colaboración con la Autoridad Portuaria de Singapur desde hace un año y, una vez se inicie el programa de pruebas, será el fabricante aeronáutico el que se ocupe de conseguir todos los permisos para que los drones puedan utilizar el espacio aéreo del puerto asiático, así como del mantenimiento de las aeronaves que, según está previsto, pueden abastecer a barcos que estén en una distancia de hasta tres kilómetros alejados de la costa desde un puesto de aterrizaje en el recinto portuario.