Los grandes eventos deportivos mueven una gran infraestructura temporal que no sería posible, dada su tremenda complejidad, sin un operador logístico detrás.

Esta circunstancia se hace aún más sensible si la competición tiene un carácter itinerante e implica el desplazamiento diario de un volumen descomunal de equipos y material.

XPO Logistics volverá a la carretera para acompañar al Tour de Francia en su edición 2020 por 40º año consecutivo.

El operador logístico pondrá a disposición de la ‘Grande Boucle’ un total de 52 camiones con un equipo de 68 conductores.

Estas unidades recorrerán 3.479 kilómetros para transportar 420 toneladas de carga necesarias para el desarrollo de las 21 etapas que componen una edición atípica de la competición ciclista más importante del planeta.

Precisamente, a causa de la pandemia de covid-19, XPO ha desarrollado protocolos de salud y seguridad de acuerdo con las directrices del Gobierno francés y la organización de la prueba.

En consecuencia, todos los conductores han recibido formación en materia de protocolos de seguridad de la carrera e irán equipados con mascarillas, gel y otros desinfectantes, junto a un manual de procedimientos de seguridad.

Además, por primera vez, XPO utilizará dos camiones de su flota ecológica, propulsados por gas natural para el transporte del material del Tour.

Como cada año, el operador se encarga de garantizar que las barreras, puertas, pintura de recorrido, mobiliario, equipo audiovisual y otros suministros, sean transportados de etapa en etapa cumpliendo unos requisitos complejos.

XPO tiene contrato para gestionar la logística del Tour de Francia hasta 2024.