La imagen del nuevo Peugeot Boxer responde a los últimos códigos de diseño del fabricante, con una parrilla, de gran tamaño, que se inspira en la del 308. Los faros integran las luces diurnas, tanto convencionales como de LED, en opción, y dotan a este modelo de una mirada felina. En su interior se adopta el uso de nuevos tejidos, materiales y colores para aumentar la sensación de calidad, comodidad, robustez y confort.

El nuevo Boxer propone la gama más amplia adaptada a cada contexto y sector de actividad: sobre la base de tres distancias entre ejes, las versiones furgón cerrado o acristalado se combinan en cuatro longitudes y tres alturas para un total de ocho carrocerías que van de 8 a 17 m3.

Para necesidades específicas, el nuevo Boxer se presenta en furgón doble cabina de siete plazas, caja cabina de tres plazas o caja doble cabina de siete plazas, así como versiones combi para el transporte de pasajeros entre otras posibilidades. Además, existen múltiples posibilidades de transformación sobre la base de furgones, chasis cabina y plataforma cabina.

El nuevo Boxer registra el mayor volumen útil con una longitud total de tan sólo 6,36 m, lo que equivale a entre 50 cm y 1 metro menos que la competencia, y cuenta con una de las ofertas de MMA más amplias, con una gama de cinco capacidades.

Motorizaciones

El nuevo Peugeot Boxer estará a la venta con seis motorizaciones diésel equipadas todas ellas con Filtro Anti-Partículas (FAP): 2.2 HDi FAP 110, 130 y 150 CV y 3.0 HDi FAP 180 CV. En el caso del 130 y 150, también con sistema start&stop. Estos bloques logran un ahorro de consumo de hasta 1,3 l/100 km (equivalentes a 34 g de CO2/km) respecto a las versiones sustituidas, en función de la motorización.

El nuevo Peugeot Boxer destaca por unos costes de utilización ajustados. Todos los motores están equipados con una cadena que no precisa sustituciones. El intervalo entre revisiones se ha alargado hasta los 48.000 km y elementos como el sistema de frenado se han redimensionado para mejorar su rendimiento y reducir su desgaste.

En el campo del equipamiento tecnológico, el nuevo Peugeot Boxer incluye, de serie o en opción, novedades como una pantalla táctil a color de 5” que permite controlar funciones como el streaming de audio, la lectura de SMS; una nueva oferta de navegador integrado o una consola para instalar una tablet. Además, ofrece sistemas de ayuda a la conducción como Grip Control, Hill Assist, Hill Descent Control, alerta de cambio involuntario de carril, cámara de visión trasera o regulador/limitador de velocidad.

Tras un intenso programa de pruebas, en el que se han recorrido más de cuatro millones de kilómetros en las condiciones más extremas y se han superado más de 1.500 horas a temperaturas entre -20º y 40º, mil pasos por vados de agua o 50.000 ciclos de apertura y cierre de puertas entre -30º y 80º.

Además de los controles realizados en fábrica durante todas las fases de producción, más de 1.800 características funcionales y de aspecto se prueban en cada unidad a la salida de fábrica. El resultado final es un nuevo Peugeot Boxer que se define por la máxima fiabilidad para convertirse en el mejor aliado de los profesionales.