plisan-vista-aerea

El nuevo enlace facilitará el acceso a la Plisan.

Desde esta misma semana pueden empezar a utilizarse las nuevas infraestructuras del enlace de Puzo, en el kilómetro 291 de la autovía A-52 o de las Rías Bajas a su paso por la provincia de Pontevedra.

Con la finalización de estas obras, cuyo importe total incluyendo la obra, expropiaciones y asistencia técnica de control y vigilancia es de 7,58 millones de euros, se abren al tráfico los dos movimientos sentido Madrid que faltaban en este enlace y de este modo se permite la conexión de la A-52 con la carretera provincial EP-4006, con la autovía AG-51 y con la Plataforma Logística Industrial Salvaterra–As Neves, Plisan.

Esta actuación en esta vía de alta capacidad, que nace en la A-6 a su paso la localidad zamorana de Benavente y que llega hasta el municipio pontevedrés de Porriño, en el entorno metropolitano de Vigo, donde enlaza con la A-9, partía de un protocolo suscrito entre el Ministerio de Fomento y la Xunta de Galicia en junio de 2007.

Los trabajos han incluido la ejecución de un nuevo paso superior sobre la autovía A-52 para mantener la permeabilidad transversal de esta vía de alta capacidad y la ejecución de la reposición de un tramo de la carretera provincial EP-4006.