Las obras en el túnel de San Lorenzo han durado cuatro meses.

Las obras en el túnel de San Lorenzo han supuesto una inversión de seis millones de euros.

Una vez han terminado este pasado fin de semana las obras que la Diputación Foral de Guipúzcoa acometía desde el pasado 14 de junio, el túnel de San Lorenzo de la A-15 ya está otra vez operativo.

Los trabajos, que han contado con un presupuesto de seis millones de euros, han servido para renovar el revestimiento y adecuar las instalaciones de esta instalación viaria en materia de seguridad de acuerdo con la normativa de la UE.

De igual modo, el fin de estas obras implica el levantamiento de las restricciones de paso existentes en esta vía que une Guipúzcoa y Navarra, tanto para vehículos que transportan mercancías peligrosas, como para camiones en general.

Tras estas obras, la Diputación Foral de Guipúzcoa tiene previsto acometer nuevos trabajos en otros tres túneles que gestiona, con obras que se prologarán durante otros cuatro años y que implicarán una inversión total de 48 millones de euros, con el fin de adaptar estas instalaciones a los términos de la normativa de la Unión Europea en materia de seguridad, en lo que se refiere a sistemas contra incendios, áreas de evacuación, de detección de incidentes, de megafonía y ventilación y puntos de socorro.