España se ha decantado por no prorrogar una vez más la vigencia de permisos para mercancías peligrosas y de consejeros de seguridad de acuerdo con los convenios internacionales para reducir la carga burocrática de los transportistas en momentos de especial necesidad como son los que se viven a nivel global desde hace algo más de un año.

Como consecuencia, el pasado 1 de marzo finalizó la anterior prórroga, lo que obliga a los titulares de estos documentos a renovar los permisos de conducir ADR y los certificados de consejero de seguridad, teniendo en cuenta que su fecha de renovación, que es de cinco años, se computará desde la fecha real de su vencimiento, con independencia de las prórrogas acordadas anteriores.

Pese a ello, sin embargo, los firmantes del Acuerdo internacional ADR han acordado permitir a los Estados una nueva prórroga de la vigencia de dichos documentos hasta el próximo mes de septiembre, a la vista de que el impacto de la pandemia no solo no retrocede, sino que parece ganar virulencia en algunas zonas, y, según informa Fenadismer, hasta la fecha ya se han adherido a este nuevo acuerdo un total de 16 Estados, entre los que se encuentran Alemania, los Países Bajos o Portugal.