Yale ha introducido un cinturón de seguridad de alta visibilidad en todos los productos con motor de combustión interna, con capacidades de una a nueve toneladas, incorporando también un nuevo sistema de enclavamiento opcional en toda la gama, con el objetivo de mejorar la seguridad de las operaciones.

Actualmente, hay cerca de 1.500 accidentes al año en la industria de la manutención en los que se ven implicadas carretillas elevadoras. Por ello, desde el fabricante consideran fundamental que la seguridad siga estando en primer plano en todas las aplicaciones en las que se haga uso de equipos de manutención. 

De acuerdo con las últimas cifras disponibles en el Departamento de Sanidad y Seguridad (HSE), en 2011/2012 se perdieron 27 millones de días de trabajo debido a enfermedades relacionadas con el trabajo y a lesiones sufridas en el lugar de trabajo, por lo que no se puede subestimar la importancia de aplicar unos procedimientos operativos correctos. 

La introducción de un cinturón de seguridad de alta visibilidad como equipamiento estándar, con un color rojo brillante, permitirá a los directores monitorizar de forma más eficaz la salud y la seguridad de su fuerza laboral. Además, actúa como recordatorio inmediato para los carretilleros de la importancia de utilizar el cinturón de seguridad.

Rojo brillante y visible

El cinturón de seguridad de alta visibilidad de color rojo tiene el beneficio de ayudar a los directores de flota, o a los supervisores, a imponer su utilización por parte de los carretilleros, ya que queda evidente de inmediato si un conductor lo está utilizando o no.

Este equipamiento incluye el mecanismo del tensor con bloqueo de emergencia (ELR), que permite que el cinturón pueda adaptarse a los movimientos del carretillero haciendo que pueda llevarse de modo confortable, incluso durante las maniobras de marcha atrás, también permite que el cinturón quede bloqueado automáticamente en caso de inestabilidad o impacto de la carretilla.  

Enclavamiento opcional 

Por otro lado, el sistema de enclavamiento opcional del fabricante ofrece seguridad adicional al impedir que el motor de la carretilla pueda arrancar si no se tiene abrochado el cinturón de seguridad. Asimismo, la tracción se desacopla y la carretilla desacelera si el cinturón de seguridad se desabrocha mientras la máquina está en movimiento.

El símbolo del cinturón se ilumina en la pantalla de la carretilla en caso de desconexión, alertando de inmediato al carretillero de la necesidad de que vuelva a abrocharse el mismo.

Este equipamiento también se puede incorporar en carretillas elevadoras Yale ya existentes, tanto térmicas como eléctricas.