Gemba walks lo que no se mide no se puede mejorar

Gemba walks lo que no se mide no se puede mejorar

Lo que no se mide no se puede mejorar, pero lo que mejoramos también lo debemos medir. La mejora continua es eso: medir-mejorar-medir-mejorar. Bonito círculo virtuoso, ¿no?.

Bueno Luis, ya has echado la parrafada.  Eso ya lo sabíamos. ¿Dónde está el valor de este artículo?. Paciencia, todo llegará…

Con las herramientas 5S abordamos con proyectos rápidos, de no más de un par de días de duración, el orden y limpieza de la zona de trabajo. La base es entender que debe existir un sitio para cada cosa y cada cosa debe estar en su sitio.

Haremos fotos del área de trabajo antes y después de implantar el proyecto y demostraremos que trabajando en entornos más ordenados, señalizados y limpios somos más eficientes, seguros y productivos. ESO ES TODO.

Si de todas formas quiere saber cuáles son las 5S, aquí las tienen, recién llegadas de wikipedia:

• Clasificación (sein): separar innecesarios
Orden (seiton): situar innecesarios
Limpieza (seiso): suprimir suciedad
Estandarización (seiketsu): señalar anomalías
Mantenimiento de la disciplina (shitsuke): seguir mejorando

Pero ya sabemos a qué estamos acostumbrados. Somos así por naturaleza. Mejoramos rápido, pero nos cuesta mucho mantener la mejora.

La disciplina, el control para no perder lo mejorado exige el uso de una herramienta que nos ayude a sostener esas mejoras y por qué no, que nos muestre además las áreas a las que debemos prestar atención.

Esa herramienta es la auditoría periódica de las distintas zonas de trabajo.

Vamos a ver como ejemplo el área de carga de un Centro de Distribución:

tabla Lean capitulo5

Donde el Baseline es el punto de partida antes de poner en marcha ningún proyecto en el área. Como se ve, la mayor parte de los conceptos son objetivos, pero también hay alguno de contenido más subjetivo. Por eso es importante que quien hace la valoración sea el mismo grupo de personas.

Marcamos colores en función de los valores. Propuesta: en un rango de 1 a 5, donde 5 es excelente, 4 muy bueno, 3 normal, 2 bajo, 1 deficiente y 0 pésimo, consideraremos con color verde aquellos valores por encima de 4, naranja entre 2-3 y rojo por debajo de 2.

Tras la columna que nos marca el punto de partida, vamos incluyendo una columna semanal con los resultados de las valoraciones registradas en dicha semana.

La potencia de la herramienta consiste en que a medio o largo plazo, los rangos de colores nos permitirán identificar las áreas verdes donde se demuestra una continuidad de la mejora conseguida mientras que las áreas más naranja-roja nos servirán para identificar oportunidades de mejora que generarán nuevos proyectos.

Vemos minimizado el cuadro para dos años de auditorías semanales y donde se ve claramente la evolución positiva, así como las áreas que requieren proyectos para reverdecer zonas:

Cuadro de auditorías semanales

Cuadro de auditorías semanales

Medimos, mejoramos, medimos, mejoramos … quizá ahora tenga más sentido lo que trataba de explicar en el primer párrafo.

Gracias por la atención y recuerden, paseen el Gemba, auditen y mejoren.

En el próximo capítulo hablaremos de los paneles de desempeño y las reuniones top5 como elemento de alineamiento de toda la organización y de resolución de problemas.

Feliz semana ¡!!!

(En este enlace, puede acceder a la serie completa de artículos sobre el ‘Lean para Dummies’)

Luis Almazán Navacerrada
Director de Cadena de Suministro y Compras de Knauf

Luis Almazán Navacerrada