Al objeto de dar respuesta a la creciente demanda de los servicios intermodales, tanto por parte de los cargadores como de los propios transportistas, el operador ferroviario VIIA ha incrementado la frecuencia de la conexión que une la terminal de Le Boulou, junto a la frontera francesa, con Luxemburgo, de forma que ahora se ofrece un servicio hasta Amberes con cinco salidas por semana en cada sentido, aprovechando los tres trenes diarios que salen desde Le Boulou hasta Luxemburgo.

Tras un período de pruebas, se ha puesto en marcha este servicio desde Le Boulou hasta Amberes, con un servicio de alta frecuencia que aprovecha la capacidad de los trenes mixtos, con un tiempo de tránsito de 48 horas.

Este nuevo servicio ha sido posible gracias a la ampliación de la terminal de Bettembourg en Luxemburgo, que se acaba de poner en servicio en esta pasada semana con una inversión de más de 200 millones de euros. La ampliación supone de hecho multiplicar por cuatro la capacidad de la terminal.

Luxemburgo se plantea de esta forma, como un punto nodal, dentro de la red ferroviaria que ahora conecta el sur con el norte hasta Amberes y que a lo largo de 2017, permitirá ampliar el servicio por el sur, hasta Barcelona.

La autopista ferroviaria que une Bettembourg (Luxemburgo) con Le Boulou ha registrado una tasa media de ocupación de más del 91% en 2016, con 1.500 millones de toneladas kilométricas transportadas, lo que representa 67 millones de kilómetros recorridos por los camiones en ferrocarril.

El servicio está destinado específicamente para el transporte de contenedores, cajas móviles, cisternas y transporte intermodal. Representa por tanto, una solución ecológica, pues supone un ahorro del 90% de emisiones de CO2 y al mismo tiempo es una solución económica, al ofrecer un ahorro del 10 al 15% respecto a los costes actuales del transporte por carretera, lo que permite hacer frente a las necesidades del mercado a la hora de atravesar Francia.

En definitiva, una buena forma de aprovechar esta conexión ferroviaria y todas sus ventajas, con un óptimo tiempo de transito y cinco salidas por semana en cada sentido hasta Amberes.

Buen reinicio de la “VIIA Britanica”

Por otro lado, a principos del mes de febrero, se reanudaba el servicio en la autopista ferroviaria VIIA Británica entre Calais y Le Bolou, con una rotación al día.

Tras el refuerzo de las medidas de seguridad y de protección del transporte ferroviario en Calais y gracias a la positiva respuesta de los clientes, el reinicio de la actividad va a buen ritmo, tal y como comentaba a Cadena de Suministro Miguel de Sanjuán, responsable comercial de VIIA para España, que espera que antes de fin de 2017, se pueda poner en marcha el segundo tren diario.

A pesar de una campaña del frigo irregular, debido a los altibajos meteorológicos que propiciaron un retraso en el inicio de la campaña y el posterior parón por la ola de frío en Europa, la reanudación de este servicio ha cosechado en el primer mes una ocupación media del 65%.