En noviembre de 2020 se han iniciado las operaciones en la totalidad del Centro de Operaciones Logísticas (COL) de Nestlé en Guadalajara. Una innovadora plataforma logística construida por Montepino en los dos últimos años para Luis Simões, que es el responsable de la operativa de externalización logística de la multinacional de alimentación.

El diseño, la construcción y la puesta en marcha de este centro son la culminación de un proceso iniciado en 2017 que ha contado con la total implicación de las tres empresas en un proyecto conjunto, para adaptarse a los requerimientos de “maximizar el servicio al cliente”, como indica Jordi Aycart, director de Supply Chain de Nestlé España.

Proyecto New+

El proyecto New+ planteado por Nestlé con un horizonte de cinco años 2017-2022, surgió para dar respuesta a un triple objetivo. Simplificar la operativa de Nestlé, integrando las distintas sub-redes de distribución de temperatura ambiente. Se buscaba igualmente automatizar los procesos en su justa medida y garantizar la escalabilidad y sostenibilidad de la cadena de suministro de cara el futuro.

Con el Centro de Operaciones Logísticas de Guadalajara Nestlé apostaba por un hub o núcleo de operaciones logísticas, que integrara también procesos de co-packing y de e-commerce»

Con la configuración del centro de Guadalajara como Centro de Operaciones Logísticas de Nestlé en España, se buscaba concentrar los equipos que se encontraban dispersos en varios operadores logísticos, como consecuencia de la estructura dispersa de la red de distribución.

Nestlé no sólo pretendía obtener mayor agilidad para maximizar el servicio a sus clientes y consumidores finales, sino también apostar por un hub o núcleo de operaciones logísticas, que integrara también procesos de co-packing y de e-commerce, y permitiese encontrar sinergias con otras compañías.

La capacidad de recepción del centro es de hasta 144 camiones/día y de 228 camiones/día en expediciones.

La intención de Nestlé era evolucionar desde un almacén de preparación de pedidos a un completo Centro de Operaciones Logísticas y un entorno de ‘simplified factory’ para lograr un mayor nivel de personalización para sus clientes en la última milla.

El inicio se remonta a 2017, y comenzó como un ‘greenfield’, en una zona completamente baldía y con los primeros desarrollos iniciándose, donde levantar el COL más puntero e innovador del país, en uno de los principales núcleos logísticos de la Península, con conexión directa con la Autovía A-2, a la autovía de peaje AP-2, y al Corredor del Henares y Madrid.

En la segunda fase en 2019, dentro del proceso de agregación de operaciones, se inició la transferencia a una parte del COL ya en funcionamiento, mientras continuaba la construcción del silo. La transferencia de los primeros 58.000 palets se efectúa de marzo a mayo, añadiendo más volumen y simplificando la red. Y apenas hace algunas semanas, en noviembre de 2020, se ha migrado todo a la nave automatizada.odo a la nave automatizada.

Proyecto colaborativo

El objetivo final de este proyecto era crear un puntero centro logístico, tanto en materia automatización como en aspectos de sostenibilidad.

Ahí entra en liza Montepino, un partner que participó desde el principio en el diseño de la instalación, acompañando “mano a mano” a Luis Simões en el diseño de la plataforma adaptada a la operativa logística que requerían las premisas planteadas por Nestlé en un proyecto a tres bandas. Auténtica logística colaborativa.

La implicación ha sido total, con una inversión conjunta de Montepino y de Luís Simões que asciende a 85 millones de euros y que ha generado 450 puestos de trabajo directos e indirectos. Se trata en definiticade una plataforma de última generación, ubicado en una zona estratégica para la logística peninsular y que permite ofrecer soluciones de distribución y transporte innovadoras a un gran abanico de clientes de todo tipo.

Esto ha permitido, tanto a Montepino como a Luís Simões y Nestlé, reforzar su compromiso con el medioambiente buscando siempre que sus servicios reduzcan el impacto medioambiental.

Para Montepino, “el reto ha sido muy importante”, como señala David Romera, jefe de Inversión y Gestión de Activos de Montepino, ya que ha supuesto un “proceso de integración en un mismo activo de  diferentes tipologías de edificios”, desde una nave convencional a una preparada para automatismos con entreplantas y que esté unida a un silo, cuya construcción ha corrido por cuenta del operador de la instalación.

El 20 de febrero de 2019, se inauguró el complejo, con la asistencia del presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

Algo que sólo ha sido posible “gracias al gran equipo técnico propio y que ha exigido un proceso de adaptación continua durante la construcción”, apunta Romera.

La elección de Montepino por parte de Luís Simões, se produjo desde los inicios del proyecto, de tal forma que Montepino acompañó al operador en la presentación de la oferta al tender convocado por Nestlé, lo que da idea de la confianza y el grado de colaboración entre ambas empresas.

Con la peculiaridad de que el polígono de Puerta Centro se distribuye entre los municipios de Guadalajara y de Marchamalo, la parcela del COL de Luís Simões se encuentra en el del primero, las obras dieron comienzo de forma efectiva en junio de 2018.

Las naves convencionales B y C se entregaron en marzo de 2019, y un año después de la nave automatizada.   

El proyecto se ha diseñado con los mejores estándares de calidad y de sostenibilidad energética lo que le ha permitido obtener el certificado LEED Silver que otorga el Consejo de la Construcción Verde de los Estados Unidos (US Green Building Council).

Las naves convencionales B y C se entregaron an marzo de 2019, y un año después se finalizó la nave automatizada.

El Centro de Operaciones Logísticas de Nestlé en Guadalajara

El Centro de Operaciones Logísticas (COL), se estructura en tres grandes bloques sobre una superficie construída de 89.000 m2. El primero, el almacén C de 28.650 m2, es una instalación convencional de almacenaje para mercancía paletizada, con capacidad para 50.000 palets a temperatura ambiente, conectado con el almacén B, de 29.083 m2, en el que se ubican los primeros 10.000 palets a temperatura controlada de Nestlé, que se complementan con otros 30.000 palets de otros clientes, para una capacidad total de 76.916 palets.

En los dos almacenes convencionales, se inició la operativa para Nestlé en 2019 en modo “convencional”. El 20 de febrero de ese mismo año, se inauguró el complejo, con la asistencia del presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

Tras el paréntesis motivado por el Covid, en noviembre de 2020 se ha comenzado a operar en el almacén automático del complejo, nave A de 31.158 m2, que está conectado a la nave B por un puente aéreo mediante un proceso automatizado.

En este tercer almacén se ha instalado un silo de 36 metros de altura, con un total de 7 transelevadores, y una zona de picking en la entreplanta que cuenta con 10 transelevadores, suspendidos en la parte superior de las estanterías, a 20 metros de altura.

Este diseño innovador permite la convivencia de personas, equipos, carretillas, RGVs y teletransportadores en el nivel inferior de forma totalmente segura, combinando de esta manera operaciones de almacenaje, picking y copacking.

Las entradas y salidas se gestionan en la planta baja mediante AGVs para el movimiento de los palets, donde se realiza también el picking. Hay una segunda entreplanta, que se destinará a proyectos futuros de mejora continua.

En el tercer almacén se ha instalado un silo de 36 metros de altura, con un total de 7 transelevadores, y una zona de picking en la entreplanta que cuenta con 10 transelevadores, suspendidos en la parte superior de las estanterías, a 20 metros de altura.

La recepción automatizada de la mercancía admite palets remontados, y el sistema se encarga de efectuar el desmonte automático. Asimismo, el sistema gestiona de forma automática la recepción de palets, con un control de calidad a la entrada que rechaza los palets que estén correctamente identificados o en perfecto estado. En cuanto a la preparación de pedidos, el sistema selecciona de forma automática, y coloca secuenciadamente mediante los AGVs los palets para cada ruta y en el orden correcto para su carga en el camión.

La capacidad total del complejo es de 178.000 palets, con 24.000 palets a temperatura controlada. La superficie de almacenamiento de 89.000 m2 se complementa con 5.350 m2 de área destinada al co-packing y a operaciones de e-commerce y las correspondientes oficinas.

La capacidad de producción en su conjunto es de 7,3 millones de cajas de picking, 1,2 millones de “lyers” de picking y 642.000 unidades de picking, y se ha dotado de tecnología “voice picking” para aumentar la productividad en la zona de preparación de pedidos.

El COL de Marchamalo pone de manifiesto la apuesta y compromiso de Luís Simões por Guadalajara, en el que será uno de los núcleos logísticos de referencia en la logística de la Península Ibérica y del sur de Europa.

Además, “el centro supone un paso más en nuestra estrategia para seguir ampliando las operaciones en el mercado español, implementando las últimas tecnologías e innovaciones del sector,” tal y como apunta Luis Freitas, director  general de Logística en Luis Simões.