En un contexto extraordinariamente complejo y repleto de incertidumbres, la actividad logística de Merlin muestra una solidez que refleja el buen comportamiento de un mercado de largo recorrido.

Tras un par de años y medio duros, como los ha calificado su dierctor general Ismael Clemente, la compañía tiene la vista puesta en la recuperación económica.

Pese a la situación, la socimi ha conseguido mantener un alto nivel de actividad en el segmento, de tal manera que todos los proyectos entregados en Best II y III se encuentran ocupados al 100%.

Así mismo, otros dos proyectos llave en mano, DSV en Cabanillas Park I J y Logista en Cabanillas Park II A, progresan adecuadamente y se prevé su entrega para mediados de 2022. Como consecuencia, Merlin Properties tiene toda su cartera logística prácticamente en plena ocupación, con una cifra cercana al 97%.

En total, este ejercicio la compañía ha alquilado más de 250.000 m² de superficie y continúa generando espacio, con unos 160.000 m² en producción que entraran en servicio en los próximos doce meses, de los 700.000 m2 correspondientes las compras realizadas entre 2016 y 2018. Además, el banco de suelo de la compañía se ha convertido íntegramente en suelo finalista y está listo para construir.

Por otra parte, tras las ventas de algunas naves, la socimi opera 2.100.000 m² de suelo logístico en sus siete hubs de la península. Así pues, en su conjunto, la logística de Merlin suma un volumen total de 2.800.000 m² que le otorga una posición de liderzgo en el mercado logístico de la península ibérica.

De cara al futuro, tras las operaciones cerradas este 2021 en Azuqueca, Cabanillas, Barcelona, San Fernando de Henares y Lisboa, la socimi tiene su vista puesta en nuevos proyectos, como el prealquiler con Logista en Cabanillas, con entrega prevista el año que viene, o el suelo de casi 100.000 m² en San Fernando de Henares.

De igual manera, Merlin también tiene buenas expectativas en un proyecto de 55.000 m² en Azuqueca y otro más de 95.000 m2  en el municipio valenciano de Bétera, con la intención de aumentar su huella en el cada vez más pujante mercado valenciano.

A todos ellos se suman nuevas iniciativas en Lisboa y en la ZAL de Sevilla, cuya ocupación total se prevé próxma, para completar un panorama muy dinámico de cara a los próximos meses.