El Grupo VGP ha cerrado los primeros 10 meses de 2021 con un sólido rendimiento operativo, que se ha visto respaldado por la fuerte demanda de los clientes.

El promotor, gestor y propietario de activos logísticos y semi-industriales ha firmado y renovado contratos de arrendamiento por valor de 63,4 millones de euros hasta octubre, una cantidad muy por encima de los 34,6 millones del mismo periodo del año 2020.

Esto supone que sus ingresos totales por alquileres anualizados se han situado en 240,5 millones de euros, que representan un crecimiento del 29,8% en lo que va de este 2021.

Además, actualmente cuenta con 1.619.000 m² en construcción, equivalente a 2,2 veces el nivel que había alcanzado en el mes de octubre de 2020.

Esta cantidad supondrá, al mismo tiempo, unos 100 millones de euros en rentas anuales adicionales una vez estén construidos y alquilados estos proyectos en su totalidad. De hecho, en este momento ya está prealquilado el 80,7% de los mismos.

Por otro lado, VGP ha adquirido 3.170.000 m² de nuevas posiciones de suelo y tiene comprometidos otros 4.210.000 m², aún sujetos a permisos. En total, el banco de suelo adquirido y comprometido ha crecido hasta los 10.490.000 m².

En cuanto a su colaboración estratégica con Allianz, ha llegado a un principio de acuerdo para la puesta en marcha de una cuarta ‘joint-venture’ con una capacidad de inversión de 2.800 millones de euros.

Más de un millón de metros en España

En España, VGP inició su andadura en junio de 2015. Desde entonces, ha cerrado la adquisición de más de un millón de metros cuadrados netos de suelo industrial en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Sevilla y ahora en Sestao.

VGP ha llegado a un principio de acuerdo para la puesta en marcha de una cuarta joint-venture con Allianz, con una capacidad de inversión de 2.800 millones”

Allí pretende desarrollar un nuevo proyecto en los terrenos del antiguo astillero La Naval en la ría de Bilbao. Su intención es revitalizar esta zona industrial, que abarca 280.000 m² de superficie, incluidos los edificios industriales existentes, los diques secos y las oficinas del antiguo astillero.

El plan de VGP para el nuevo parque, enfocado principalmente en las actividades industriales, pasa por mantener elementos y edificios existentes para preservar de este modo las características icónicas del antiguo astillero.

En este sentido, la resolución de las licencias y autorizaciones se está tramitando en estrecha colaboración con todas las administraciones implicadas.

Por otro lado, en consonancia con la apuesta del grupo por desarrollar un proyecto basado en el cumplimiento de los requisitos de construcción sostenible y energéticamente eficiente, se espera obtener la certificación Breeam para el futuro parque.

Asimismo, cabe apuntar que el grupo ya ha establecido objetivos que le permitirán lograr la neutralidad de carbono para 2025.