La más que probable aprobación, mañana, 16 de septiembre, en comisión de las Juntas Generales de Vizcaya del proyecto de norma foral que regula nuevos peajes en las carreteras vizcaínas ha desatado el rechazo del transporte de la provincia vasca.

En este sentido, Asotrava defiende que se trata de «una medida, lisa y llanamente recaudatoria para cubrir el déficit general de las cuentas públicas» que, argumenta la organización es «ilegalmente discriminatoria al no ir dirigida a todos los usuarios de las vías sino que se pone únicamente en la diana al transporte pesado de mercancías, restando competitividad al transporte vizcaíno frente a otros territorios y comunidades».

Así mismo, la patronal de la demarcancías estudia que «de seguir adelante con esas medidas, el sector en su conjunto estudiará la posibilidad, en su caso, de acudir a los Tribunales, tal y como ya se ha hecho en anteriores ocasiones ante medidas similares, y que en este caso claramente discriminan a este sector frente a la mayoría de usuarios de las vías».

De igual manera, la institución también ha emplazado al Gobierno Foral de la Diputación a «consensuar previamente con el sector cualquier modelo de gestión de transporte de vehículos pesados, antes de presentar cualquier modelo».