Si, por un lado, la patronal tinerfeña de la construcción Fepeco denunciaba recientemente «retrasos en la entrega de mercancías por su falta de coordinación” en el PIF del puerto de Tenerife, la comunidad portuaria ha defendido el funcionamiento de la instalación portuaria.

Según informa la Autoridad Portuaria de Tenerife, en la última reunión del Consejo de Usuarios del PIF se ha rechazado de manera unánime lo que consideran «denuncias infundadas».

En concreto, se defiende que el Centro de Inspección del puerto de Tenerife integra dentro de una misma instalación a todos los servicios de inspección que intervienen en el control de mercancías de exportación e importación, así como procedentes de terceros países y Unión Europea.

De igual modo, el recinto también dispone de un sistema de gestión denominado posicionamiento único de las mercancías, lo que permite coordinar a todas las personas que intervienen en la inspección física de mercancías en un mismo lugar y al mismo tiempo.

El CIP del puerto de Tenerife que unifica la tramitación de servicios como sanidad exterior, vegetal, animal, aduanas e inspección y control de mercancías realizó el año pasado un total de 6.127 inspecciones invirtiendo un promedio de una hora y media en la realización de la totalidad del procedimiento.

En este mismo sentido, en la terminal de contenedores del puerto tinerfeño se constata que la estancia media de un camión para cargar o descargar mercancía es de apenas quince minutos.