Tras las recientes incorporaciones y cambios de responsabilidad, el Consejo de Ministros de esta misma semana ha dado el visto bueno a la nueva estructura orgánica básica del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Con esta nueva estructura se pretende, apunta el Departamento que dirige José Luis Ábalos, «dar respuesta a la necesidad de garantizar una movilidad segura y sostenible«.

Así pues, en materia de infraestructuras, ahora se concretan las funciones y estructura de la nueva Dirección General de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviaria, con la que se refuerzan las herramientas de planificación, regulación y gestión del Departamento en materia ferroviaria.

Además, se crea una nueva Subdirección General de Evaluación y Normativa Ferroviaria, que viene a sumarse a la Subdirección General de Planificación Ferroviaria y la División de Expropiaciones Ferroviarias.

Al tiempo, la Secretaría General de Transportes y Movilidad, que conserva las Direcciones Generales ya existentes, asume, entre otras, competencias en relación con la elaboración, desarrollo, coordinación y seguimiento de planes y estrategias en el ámbito de las políticas de movilidad, así como en relación a las ayudas destinadas a promover la movilidad sostenible.

La Dirección General de Transporte Terrestre asume nuevas competencias

La Dirección General de Transporte Terrestre asume, además de otras competencias, la gestión y tramitación de las subvenciones a Comunidades Autónomas, Consorcios Regionales de Transportes y Autoridades de Transporte Metropolitano, destinadas a la financiación del transporte regular de viajeros y a Entidades Locales por servicios de transporte colectivo urbano, que se otorguen con cargo a créditos del Departamento.

Por otro lado, la Secretaría General de Agenda Urbana y Vivienda asume, como función específica, la coordinación de todos los trabajos de desarrollo, implementación, difusión, seguimiento y evaluación de la Agenda Urbana Española.

Finalmente, se modifican las denominaciones de cuatro subdirecciones generales, que pasan a ser:

  • Unidad de Emergencias y Coordinación de Crisis
  • Subdirección General de Planificación, Red Transeuropea y Logística
  • Subdirección General de Seguimiento Económico y
  • Subdirección General de Coordinación Económica.

Da igual manera, la Subdirección General de Relaciones Internacionales, que dependía de la Secretaría de Estado, pasa a depender directamente del titular del Departamento y la Unidad de Emergencias y Coordinación de Crisis, que dependía de la Secretaría de Estado, pasa a depender de la Subsecretaría.