Esta misma semana, los sindicatos y Aseata han alcanzado un acuerdo de duración limitada que contempla las particularidades que han supuesto el hundimiento de la economía en el sector del handling aeroportuario, con el fin de mantener la estabilidad y el equilibrio frente a la pandemia.

Para ello se ha pactado, entre otros aspectos el cómputo que se utilizará para fijar el número de trabajadores subrogados, que se basará en el volumen de actividad del período comprendido entre el 1 de marzo de 2019 al 29 de febrero de 2020, período previo a la pandemia, cuyo volumen de actividad, se espera recuperar a medio plazo.

Así mismo, en relación con los derechos de los trabajadores subrogados, se calcularán sobre la base del mismo período y no sobre la actividad durante la pandemia.

De igual manera, si una empresa aplica un ERE extintivo, además de contemplar la adscripción voluntaria por parte de los trabajadores, deberá contemplar la creación de una bolsa, en la cual, se incorporará a todos los trabajadores afectados que así lo decidan.

Por otra parte, también se han establecido procedimientos para la reincorporación de trabajadores afectados e inscritos en la bolsa de empleo, así como que este mecanismo seguirá vigente hasta recuperar la actividad previa a la pandemia, teniendo en cuenta posibles subrogaciones o desapariciones de compañías o cuando ambas partes componentes de la comisión decidiesen su disolución.

Los sindicatos estiman que este acuerdo «permite dar estabilidad al empleo en el sector» y que, al tiempo, constituye «una nueva herramienta fundamental de defensa de los intereses de los trabajadores de handling».