El Parlamento Europeo y el Consejo han alcanzado esta semana un acuerdo provisional para actualizar las reglas que definen los cargos que los estados miembros de la UE pueden imponer a los camiones pesados y ligeros, autobuses, furgonetas y turismos que utilizan las carreteras de la red de transporte transeuropeo .

El objetivo de estos cambios es trasladar la tarificación vial de un modelo basado en el tiempo a un sistema basado en la distancia o en un número real de kilómetros realizados, para reflejar mejor los principios del pago por uso y de que quien contamina paga.

Como consecuencia, se prevé que los Estados miembro de la UE empiecen a eliminar gradualmente las viñetas para vehículos pesados a partir de 2029 para vehículos pesados, para reemplazarlas por peajes basados en la distancia recorrida.

Así mismo, para garantizar la igualdad de trato y la competencia leal, las nuevas normas se extenderán no solo a los autobuses, sino también a los vehículos más ligeros, como furgonetas, minibuses y turismos, de tal manera que los países de la UE que elijan cobrar estos vehículos podrán utilizar sistemas de peaje o viñetas.

Por otra parte, para aportar mayor transparencia al sistema, los Estados miembros informarán públicamente sobre los peajes y las tasas que se cobran en su territorio.

De igual modo, se piensa que la eliminación de la viñeta para vehículos pesados hará más homogéneo un sistema que actualmente está excesivamente fragmentado.

Ahora, este acuerdo informal sobre las normas de la euroviñeta todavía debe ser ratificado por el Coreper y el Comité de Transporte y Turismo del Parlamento, así como posteriormente por el Consejo y el Parlamento en pleno.