A punto de finalizar los 16 meses estipulados para el periodo de negociación, la Mesa Negociadora del Convenio Colectivo de navieras, consignatarias de buques y empresas estibadoras de Valencia ha firmado un acuerdo para prorrogar las conversaciones hasta el 31 de diciembre, dadas las limitaciones provocadas por la pandemia.

No obstante, se ha cerrado ya una subida salarial para el año 2020 del 1,5%, con la esperanza de que la situación actual permita reunirse con la regularidad necesaria en los próximos meses para que ambas partes puedan llegar a un acuerdo en el texto antes de que termine el plazo.

Finaliza así un periodo de tensión entre los sindicatos y la parte empresarial, después de que en febrero Comisiones Obreras y UGT de la Comunidad Valenciana plantearan movilizaciones si no se alcanzaba un acuerdo.

Además, tacharon de «ridícula» la propuesta realizada entonces, con incrementos del 0,9% para 2020 y del 0,6% para 2021, teniendo en cuenta el incremento de la actividad en el puerto y las previsiones para el nuevo año.

En el mes de marzo, de hecho, se inició un proceso de asambleas informativas y concentraciones para denunciar que la Asociación Naviera Valenciana estaba utilizando la actual crisis sanitaria «como pretexto para bloquear las negociaciones«.