El Corte Inglés ha firmado un acuerdo marco con Comisiones Obreras y UGT para facilitar la participación sindical en la aplicación de las normas internacionales del trabajo y el seguimiento en su cadena global de suministros.

Se trata del primer convenio de este tipo firmado por una empresa española y que, sin embargo, vienen aplicándose ya en multinacionales con centros de trabajo en diferentes países para unificar condiciones laborales y evitar casos de explotación, trabajo infantil y otras situaciones irrespetuosas con los derechos de los trabajadores.

El acuerdo tiene el objetivo de estrechar la colaboración en busca de la aplicación de las normas internacionales de derechos humanos, laborales, sociales y medioambientales en la cadena de suministro, así como la participación conjunta en la resolución mediante el diálogo de cualquier incidencia o situación de incumplimiento que pueda darse.

Además el convenio busca trabajar en una industria más sostenible e incluye varios sectores industriales.

Así mismo, el documento firmado es el resultado del trabajo que las partes vienen realizando desde el año 2012 y servirá para garantizar unas condiciones de trabajo dignas y acordes con la legislación vigente en las distintas fábricas y países dónde se fabrican sus productos.

En este sentido, los sindicatos podrán hacer un seguimiento y control de la cadena de suministro conjuntamente con la empresa, que les proporcionará los mecanismos para garantizar que se cumplen las normas internacionales.

Por su parte, los sindicatos asumen una parte de corresponsabilidad en el seguimiento de la cadena de suministro de la cadena.