Operaciones logísticas

En un comunicado emitido conjuntamente por UNO y Aecaf, se hace una valoración de la evolución de la negociación del convenio colectivo del transporte de mercancías de Madrid en los últimos meses, según el cual «se viene demostrando una realidad empresarial, como es el hecho de que las necesidades y exigencias laborales de empresas y trabajadores que actúan como transportistas no tienen nada que ver con el entorno profesional y laboral de los operadores logísticos y de paquetería«.

Se trata habitualmente, continúa el comunicado, de empresas de mayor tamaño, con mayor carga tecnológica y elevado número de personas en plantilla y mejores condiciones salariales y sociales para los trabajadores de ese sector.

Para la patronal de los operadores logísticos, ya en 2011, a la finalización de la vigencia del convenio de 2010, la negociación se estancó y dio lugar a que, ante las amenazas de huelga sindicales, sistemáticamente soportadas por los operadores logísticos y empresas de paquetería y couriers, UNO y los sindicatos firmaran un acuerdo extraestatutario, aun hoy aplicado por las empresas de UNO mayoritariamente, hasta que la cuestión de la ultraactividad ha tensado la negociación colectiva de los últimos meses.

Dado que en estos meses de negociación no ha sido posible encontrar vías de entendimiento y es por esto que, desde UNO, se ha producido la solicitud de la apertura de un nuevo ámbito de negociación, adaptado a las condiciones y exigencias de empresas y trabajadores de logística y paquetería; ámbito que UGT ha aceptado.

Aunque COMAT, sin la ratificación de la Junta Directiva de UNO, y CC.OO. han firmado la prórroga de la ultractividad del convenio de 2010 hasta febrero de 2014, UNO entiende que dicho convenio está superado por la realidad y no ve tampoco una voluntad real de negociar acuerdos en este periodo de prórroga, pues no hay cambios en las posiciones de partida, reiteradas en estos meses.

Así, por coherencia con el camino que UNO ha decidido emprender, entiende que su lugar en COMAT ya no tiene sentido por lo que es preferible abandonar esta organización, a la que ha pertenecido desde su constitución en el año 1999 a través de Lógica y AECAF, que se creó ante las constantes y continuas impugnaciones del convenio colectivo de transporte de Madrid por alguna asociación de transportistas.