A mediados de mayo, ha tenido lugar la Asamblea General Ordinaria de la Asociación de Empresas de Carretillas Elevadoras, Aece, que se ha celebrado de forma telemática por el Covid-19.

En ella, se ha puesto en valor el crecimiento experimentado desde 2018, cuando contaba con 20 socios y seis colaboradores, llegando en el momento actual a 100 socios y 36 colaboradores.

Por ello, la Asociación ha emprendido una nueva etapa, empezando por la inauguración de unas nuevas oficinas en Madrid, con el fin, no solo de mantener la calidad de los servicios ofrecidos y ampliarlos, sino también de abordar nuevos proyectos y retos.

El año 2020 ha estado marcado por la pandemia y el segmento que más lo ha notado ha sido el de la venta de nuevos equipos, con un retroceso del 18,06% hasta las 24.583 unidades, si bien el alquiler, la postventa y la venta de usados se han recuperado.

Nuevos proyectos

Entre los principales proyectos en marcha, destaca el de la digitalización del manual del operador de carretillas elevadoras, así como el de formación de operadores de carretillas elevadoras conforme a la norma UNE 58451.

En el primer caso, el operador podrá acceder a las recomendaciones de seguridad a través de un código QR que se adhiere a la máquina. La propia aplicación permitirá trazar la entrega y acreditar que el socio en cuestión ha cumplido con los deberes de información exigidos legalmente.

Por su parte, dado que la norma UNE permitirá la impartición de la formación teórica en modalidad telemática, se ha puesto en marcha un grupo de trabajo especializado para el desarrollo de una plataforma ‘on-line’ mediante concurso abierto, tanto para la elección del socio tecnológico como de contenidos para la formación.

Asimismo, se añadirá en la web un buscador para localizar más fácilmente a los socios que imparten formación conforme a la norma. Aece, que se ha incorporado como miembro corporativo de UNE, tendrá ahora mayor presencia en los comités normativos y podrá generar nuevas sinergias con sus socios de la alianza Eleva.

Para terminal, durante la Asamblea, el presidente de la Asociación, Luis Manuel de Sancha, ha señalado la importancia de que exista una asociación de fabricantes fuerte con la que unir fuerzas para la intermediación con las instituciones, en aras de la mejora del sector y del mercado.